Pasantías de calidad en Tanzania que cambian la vida de los jóvenes

Pasantías de calidad en Tanzania que cambian la vida de los jóvenes

Organización Internacional del Trabajo (OIT)

Pasantías de calidad en Tanzania que cambian la vida de los jóvenes

El joven de la historia, Barnaba Barungi, no podía continuar sus estudios superiores porque su familia no tenía los recursos suficientes para pagar la matrícula escolar. Así que él contribuía al ingreso familiar vendiendo pescado en las calles de Dar es Salam. Muy probablemente, habría continuado haciéndolo por el resto de su vida.

Pero se enteró del primer programa de aprendizaje en el trabajo de Tanzania al cual, desde las oficinas de la OIT en Sudáfrica y Tanzania, mi equipo y yo ofrecimos asesoramiento a los mandantes durante su concepción.

El programa le pareció muy atractivo: le ofrecía la oportunidad de aprender en los mejores hoteles y el Colegio Nacional de Turismo. Obtendría un nivel de calificación más alto y recibiría un sueldo en vez de pagar la matricula. Barungi presentó la solicitud y fue seleccionado por el Hotel Southern Sun, una importante cadena hotelera. Esto cambió completamente su vida.

Cuando terminó la pasantía, el hotel le ofreció un empleo como chef. Ahora se ha convertido en una celebridad y en un ejemplo para los jóvenes y sueña con abrir su propia academia de chefs. Barungi no es el único. Todos los estudiantes de ese programa piloto encontraron un empleo, en un país donde el desempleo juvenil es alto.

Eso fue hace cuatro años. Desde entonces, el programa no ha dejado de crecer, expandiéndose a otras partes del país. Tenemos previsto instaurar programas de aprendizaje en la construcción, producción de artículos de cuero y en la confección de prendas de vestir en Tanzania.

El 15 de julio pasado se celebró el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud, y nos recuerda que en los mercados de trabajo en rápida transformación de hoy día, es cada vez más importante que los jóvenes actualicen continuamente sus competencias. Los sistemas tradicionales de formación y de enseñanza profesional basados en las instituciones no pueden impartir a los aprendices los conocimientos y las competencias más recientes que requieren los empleadores. Es por este motivo que las pasantías están cobrando cada más importancia ya que tienen el potencial de abrir perspectivas a los jóvenes y a los adultos.

Todos los aprendices de programa piloto de la OIT dicen que sin duda recomendarían a los jóvenes participar en un programa de aprendizaje en el trabajo. Cuando les pregunté los motivos dijeron que una pasantía de calidad les había permitido: aprender haciendo en un lugar de trabajo real con los equipos más modernos; ganar un sueldo mientras se aprende; recibir una formación de alta calidad; tener un contrato que protege los derechos de los aprendices; adquirir un nivel más alto de calificación; y encontrar un empleo decente después de la formación.

Si bien los beneficios de las pasantías son bien conocidos, muchos países no tienen programas de aprendizaje en el trabajo bien establecidos a larga escala. Los intentos por exportar y replicar sistemas de aprendizaje en el trabajo de un país a otro no han tenido éxito. Es por este motivo que los gobiernos y los interlocutores sociales buscan cada vez más asesoramiento sobre la manera de establecer o fortalecer los sistemas de pasantías de calidad.

A fin de responder eficazmente a esta demanda, las iniciativas de la OIT se concentran en realizar investigación de vanguardia, desarrollar enfoques y productos del conocimiento innovadores, y en reforzar la capacidad de los mandantes. Esto llevó a la elaboración de la “Guía práctica de la OIT para pasantías de calidad”, la cual recomienda asociar los seis elementos siguientes para construir un buen sistema de aprendizaje: Diálogo social fructífero; marco de regulación sólido; normas y responsabilidades claras; acuerdos de financiación equitativos; gran pertinencia del mercado laboral e inclusión.

La promoción de pasantías de calidad en una prioridad absoluta para la OIT porque permiten a los jóvenes acceder a empleos decentes y ayudan a las empresas a encontrar la fuerza de trabajo que necesitan para el futuro. Para Barungi y muchos otros como él, le han abierto un camino hacia una vida mejor.

(Fuente: Prensa OIT / por Ashwani Aggarwal, Jefe de equipo Aprendizaje en el trabajo, aprendizaje de calidad y reconocimiento del aprendizaje previo)

Sin Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.